¨Perdonen que insista¨

¡PERDONEN QUE INSISTA…

Notas criticas de Ramón Valdez P.

Cuando a una colectividad se le vende sueños e ilusiones, un bienestar que no se sitúa mas allá de lo virtual, el contraste con la realidad le hace sentir timada y burlada; cuando no encuentra solución ni respuestas para sus necesidades básicas de salud, alimento, educación , trabajo, techo y vestido ni tampoco la protección y seguridad de sus ciudadanos, se vuelve escéptica, desconfiada y rebelde; deviene en una sociedad donde la disociación, el caos y el individualismo van generando en sus gobernados una penosa cultura del “sálvese quien pueda”.

En un panorama de políticos corruptos, comunicadores y medios autocensurados por prebendas y canonjías, religiosos farsantes, empresarios inescrupulosos, una intelectualidad cooptada y plegada a los gobernantes de turnos, salvo muy raras excepciones, en una sociedad cada vez mas desinstitucionalizada y degradada, donde la complicidad y el rentismo es la conducta natural de gran parte de los funcionarios públicos, quienes lejos de servir, se sirven y son mas bien, instrumentos al servicio de las élites.

De ahí que la impunidad es prácticamente un acto de complicidad y por ende la sociedad pierde su capacidad de asombro, ante la doble moral, de las autoridades civiles y militares que detentan el poder; Jueces corruptos, que no respetan ni las leyes que los regula, donde lo ordinario es el no ha lugar y la impunidad para quienes depredan el bien publico; pregonan en su “rendición de cuentas” a manera de burla, el orgullo que dicen sentir, por su contribución al “fortalecimiento” de las instituciones que regentean.

El sistema electoral nuestro no es la excepción y aunque definitivamente se debe legislar para fortalecerlo, para corregir entuertos, sin embargo, pienso que, la calidad de sus recursos humanos son determinantes para aplicar correcta e imparcialmente las regulaciones que permitan la equidad e imparcialidad en la administración de los procesos.

A poco menos de un año de las elecciones, el presidente de la Junta Central Electoral, magistrado Roberto Rosario, enumeraba las leyes y regulaciones que deben nuestros legisladores aprobar para dotar al organismo de los instrumentos normativos que le permitan hacer una mejor labor en sus funciones al tiempo de indicar las medidas administrativas que deben tomar, como la restructuración de las juntas municipales entre otras, para garantizar transparencia y equidad en el proceso.

Inclusive invitaba a veedores como Participación Ciudadana para que se involucre en el proceso en calidad de observadores a manera de legitimar el certamen electoral; y les confieso, que estas declaraciones aunque un poco tarde pero correctas, lejos de contentarme me preocupan y es que estoy convencido de que no importa las normativas ni los observadores si los jueces no son imparciales ni tienen la calidad poco importa tener las pruebas, las evidencias y la razón.

La transparencia del proceso electoral, inicia con la calidad e imparcialidad de sus jueces, a quienes les corresponde, hacer valer las leyes y resoluciones que regulan las elecciones; y lamentablemente, la experiencia con los actuales magistrados encabezado por su presidente y miembro del PLD, quien utiliza con frecuencia su mayoría mecánica, para imponerse al margen del consenso, acciones estas, que en nada nos alienta a creer, que esta vez serán diferentes e imparciales.

Por sus frutos los conoceréis, reza el evangelio y perdonen mi necedad, por ser recurrente e insistir en señalar mi falta de confianza en la composición de la JCE, quienes mayoritariamente están parcializados, hay votos, que evidentemente no los saben contar. Y que decir del TSE y sus famosas sentencias.

De ahí, que las fuerzas que aspiran a producir un cambio mediante la vía democrática e institucional, además, de unificarse en un solo frente opositor deben articular un correcto discurso de oposición y propuestas que sintonicen con el deseo de cambio de una buena parte del electorado y redoblar esfuerzos hasta alcanzar una renovación o remozamiento de la Junta Central Electoral y el Tribunal Superior Electoral para que no tengáis que llorar después del palo dao” Es que si EL JUEZ no es justo de poco vale tener las evidencias, las pruebas, los votos y la razón!!

About LA REDACCION / PERIODICO DELAZONAORIENTAL.NET