Justo y necesario el aumento salarial

REDACCION DELAZONAORIENTAL.NET

Desde el Municipio:

Por Juan López

A finales del año pasado se empezó a reclamar un aumento salarial. Han fracasado las seis diferentes reuniones que, con ese propósito, realizaron los representantes del sector empresarial, sindical y gubernamental en el Comité Nacional de Salarios (CNS) para ponerse de acuerdo en el porcentaje para aumentar el salario mínimo.

Los representantes de los trabajadores iniciaron la puja con un 30%, la cual se redujo, en la última reunión, a un 25%. Durante las primeras 5 sesiones, el sector empresarial presentaba la reclasificación empresarial como condición indispensable para luego establecer el porcentaje a incrementar el salario mínimo. Finalmente, sugieren aumentar 8.92%.

Aunque el sector gubernamental es el mayor empleador del país, todavía no se conoce su propuesta para los empleados públicos. Hasta ahora, sólo se limita al arbitraje entre empleadores y empleados del sector privado.

En ese contexto y sin ninguna posibilidad de convertirse en realidad, surgió el utópico proyecto del senador Adriano Sánchez Roa, en el que se contempla un 32% como tope máximo para aumentar el salario mínimo.

A los fines de valorar nuestra propuesta, consideramos pertinente repensar esta objetiva realidad:


  1. En nuestro país solo el 24% de los que trabajan en la economía formal reciben ingresos por encima de RD$20,000.00.
  2. Un 10% ganan más de RD$33,000.00;
  3. Apenas un 1% gana por encima de RD$45,000.00.
  4. El 45.5% de los empleados que cotizan en la Seguridad Social tienen un ingreso menor de RD$10,000.00.
  5. En la Administración Pública el cuadro es más desgarrador. El 21.6% de los empleados gana el salario mínimo, entre RD$5,117.00 y RD$6,000.00 pesos.
  6. El 64.5% se encuentran en el rango entre RD$5,118.00 y RD$10,000.00.
  7. El promedio de empleados que ganan hasta RD$10,000.00, tanto en el sector privado como en la Administración Pública es de 55%.
  8. Otro 19% gana entre RD$10,000.00 y RD$15,000.00.
  9. Esto significa que un 74% de los empleados con empleo formal recibe RD$15,000.00 pesos.

Mientras que, de acuerdo al Banco Central, la canasta familiar en nuestro país, en lo que va de año, asciende a RD$27,619.88 mensual, lo cual es indispensable para sobrevivir.

Este dramático panorama amerita de una acción justiciera que debe empezar por reconocer, con hechos y no solo con palabras, que es justo y necesario la aprobación de un aumento salariar general, en el cual se incluyan a los trabajadores y empleados activos y pensionados tanto del sector privado como de la administración pública.

No debemos abusar de la debilidad que corroe al movimiento sindical dominicano Tenemos que actuar con sentido común, lógica, sensatez y prudencia.

Si aceptamos como bueno y válido el cacareado crecimiento sostenido del PIB por encima del 5% en los últimos diez años, lo cual no se ha traducido al bienestar de la población y mejorar el índice de desarrollo humano.

Y consideramos que el salario es una de las variables a través de la cual se puede hacer justicia y redistribuir la riqueza social que todos generamos, entonces se levanta como una imperiosa necesidad la decisión de aumentar los salarios y sueldos de trabajadores, empleados y pensionados públicos y privados.

En este contexto, consideramos que conviene empezar los aumentos con 18% para el salario mínimo a los trabajadores y empleados del sector privado, con efectividad al 1ro. de junio.

El Poder Ejecutivo, para tener calidad a seguir arbitrando el impasse, debe hacerlo con el ejemplo. Es decir, someter al Congreso Nacional una modificación al actual Presupuesto Nacional, en la que se asigne la partida suficiente para aumentar un 15% a los empleados públicos (incluyendo a los empleados municipales) con sueldos por debajo de los RD$50,000.00 y un 10% para los sueldos superiores, también efectivos al 1ro. de junio.

Si somos responsables y nos empoderamos de la importancia de combatir con eficacia la pobreza y exclusión social, enfrentar la delincuencia para reducir los niveles de violencia que afecta el sosiego familiar y la seguridad ciudadana, entonces debemos empezar por aplicar un aumento salarial, empezando con el salario mínimo, lo cual consideramos justo y necesario en nuestro país.

17 de mayo del 2015.

Share

About LA REDACCION / PERIODICO DELAZONAORIENTAL.NET