La salida de Manuel Jimenez del Congreso y el afán de peledeistas de desplazar al diputado Cabrera

wilson Evaristo Guerrero / ABOGADO Y PERIODISTA

REDACCIÓN DELAZONAORIENTAL.NET

Por Wilson Evaristo Guerrero B.

Razones cuestionables del juego sucio de la alta política en el país

Santo Domingo Este.-Mirando y escuchando las diversas opiniones de analistas, en cuanto a los últimos acontecimientos políticos de la circunscripción II de dicho municipio, donde han surgido una gran cantidad  de aspirantes a ocupar posiciones políticas, tanto en el Congreso Nacional como en el Palacio Municipal, me pregunto si los interesados están conscientes del papel que deben desempeñar y los meritos que hay que reunir para procurar agenciarse el voto de la mayoría necesaria para alcanzar uno de los puestos tanto de Diputados, Regidores, Síndicos o Senadores.

En ese sentido la Constitución Dominicana dice que: Artículo 22.-Para ser Diputado o  Senador se requiere ser dominicano en pleno ejercicio de los derechos civiles y políticos, haber cumplido veinticinco años de edad y ser nativo de la circunscripción territorial que lo elija o haber residido en ella por lo menos cinco años consecutivos.

Párrafo.- Los naturalizados no podrán ser elegidos, sino diez años después de haber adquirido la nacionalidad, y siempre que hubieren residido dentro de la jurisdicción que los elija durante los cinco años que precedan a su elección.

Y el artículo 37 de la Ley 176-07 vigente, ordenan que los  requisitos para ser síndico/a, vicesindico/a, y regidor/a se requiere: a) Ser dominicano mayor de edad. b) Estar en pleno goce de los derechos civiles y políticos. c) Estar domiciliado en el municipio con  al menos un año de antigüedad. d) Saber leer y escribir.

Párrafo I: La condición de residencia no será indispensable cuando se trate de municipios de reciente creación.

Párrafo II: Los extranjeros podrán optar a los cargos indicados con las condiciones que establezcan la Constitución y las leyes.”

Quiero dejar establecido esto porque con ello se demuestra que estamos claros y respetamos a todos aquellos que tienen aspiraciones a ocupar algunos de los cargos mencionados, ahora bien lo que no entiendo es a algunos promotores de ciertos aspirantes, sobretodo del Partido de la Liberación Dominicana, que quieren forjar y establecer la candidatura de compañeros, “para mi valiosos”, pero que creen que para llegar deben desplazar a otro de sus compañeros.

Cuando sería más fácil desplazar a los de la oposición e incrementar la matricula legislativa o municipal. Por ejemplo, hay dos Diputados del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y dos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) así como en el plano municipal son más los concejales de la oposición que del oficialismo y aun así no comprendo porque de muchos peledeístas enfrentar a los miembros de su mismo partido.

Para ser especifico, veamos la realidad, el Diputado Manuel Jimenez, quien tiene ya tres periodos como legislador en el Congreso Nacional y está promoviendo sus aspiraciones como Síndico o Alcalde del municipio, quien es un sólido contrincante electoral, dentro y fuera de  su partido, lo que deja abierta la posibilidad de que entren al ruedo legislativo otros de los tantos valiosos del PLD, pero con esa decisión solo queda José Ramón Cabrera, quien ha demostrado ser un hueso duro de roer por sus adversarios y quien ha manifestado su intensión de seguir en el Congreso Nacional, no como sus contrarios han querido hacer creer para confundir a sus seguidores.

Por lo que me surge hacer la pregunta de por qué creen algunos peledeístas que la pelea es con éste Diputado? Será que es el único que provoca miedo en el terreno?

Por de lo que si estoy seguro, es que es difícil de vencer y que posee un equipo definido como una armadura de acero, imposible de penetrar y de corroer, lo que me lleva a mis tiempo de infancia, cuando mis padres me decían que “al árbol que se le tira piedras, es al árbol que da frutos” y al parecer es la realidad de muchos de esos que ven en éste Diputado a un árbol frondoso y con muchos frutos.

Demostrando que no tienen la honestidad y mucho menos la fe para creer que si se acercan a él no serán cubiertos por su sombra, pero también la falta lealtad de muchos que se han acercado de manera intencional de sorprenderlo en su buena fe y utilizarlo para sacar provecho a favor de ellos y no lo han podido hacer, porque éste legislador no es nada tonto y conoce al cojo sentado y al ciego durmiendo.

La verdad es que todavía falta mucho para las elecciones del año 2016 y aquellos que ya están en el ruedo de la campaña, solo le deseamos suerte y esperamos que no se queden en el camino, pero que recuerden que en política se pelea con el contrario u opositor, la guerra no está dentro de la casa es fuera donde se batalla, no es con el hermano, porque esto nos destruye a ambos y fortalece al enemigo.

Share

About Lic. Wilson Guerrero Periodista y Abogado